Monday, June 24, 2019

LOS CARGADORES DE LOS MERCADOS DE LA PAZ (BOLIVIA) SE HAN CONVERTIDO EN SÍMBOLO CULTURAL Y MITO LITERARIO


Son aparapitas y llevan años haciendo esto aquí en La Paz. Ahora ya quedan menos, pero todavía hay”. Contesta por él la señora, esa que ha estado guiándole toda la mañana entre los puestos del mercado de la Rodríguez. El chico no dice nada, calla incómodo y mira al suelo. No tendrá más de 20 años; la cuerda enrollada sobre el mono verde, la capucha, la gorra y el flequillo, capas superpuestas e infranqueables entre él y el mundo. Sobre la espalda, el saco abultado tras la mañana de compras. Tras la explicación, la señora se despide también por él y la pareja prosigue a trompicones su camino entre el laberinto tumultuoso de tenderetes.
La Paz está hecha de mercados, la mayoría de ellos trepan por sus laderas entre callejuelas angostas y empinadas, hechas de adoquines, restos de verduras y aglomeraciones. Hay muchos tramos en que el camino se vuelve impracticable para cualquier vehículo, es ahí donde empieza, hoy como hace décadas, el trabajo de los aparapitas. Este vocablo es aymara y puede traducirse como “el que carga”. Sobre todo, cargan: sacos de patatas, canastas de fruta y verdura, cestas rebosantes de pescados del Titicaca, flores, fardos de ropa que en ocasiones duplican su tamaño, carros de licores, muebles, electrodomésticos…
Víctimas de la deslocalización minera y la migración rural
Benigno Paredes dice que cobra dos bolivianos por viaje (unos 25 céntimos de euro). Un día de suerte logra hacer unos 50 portes y en cada uno de ellos transporta 50, 60, 70 kilos de mercancía. La mayoría son por encargo de las indígenas aymara propietarias de los puestos de la Rodríguez. Benigno, 58 años, no más de 60 kilos, rodillas y espaldas siempre doloridas, nació cerca de la población de Achacachi, en pleno Altiplano, aunque tuvo que mudarse a El Alto por la falta de trabajo. Él, como muchos aparapitas de su edad, debe su oficio a la relocalización minera de 1985, que tras la caída drástica del precio del estaño cerró gran parte de las explotaciones del país y dejó sin trabajo a más de 30.000 mineros. Muchos de ellos volvieron al campo, otros se refugiaron en las ciudades abocados a trabajos precarios y marginales.
Aunque el oficio data de la época colonial, sería a partir de los años ochenta cuando comienza a multiplicarse su presencia en los mercados de La Paz: figuras calladas e inconfundibles siempre con una cuerda en la mano y el saco a la espalda, listos para cargar lo que fuese. La Unidad de Estadísticas Municipales del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz estima en 1.320 el número de cargadores “de soga” que trabajan actualmente en la ciudad, y más del 60% de ellos viven en condiciones de pobreza moderada o extrema.
En el comedor de la capilla de Nuestra Señora de la Exaltación, entre la Max Paredes y la plaza Garita de Lima, unos 30 o 40 hombres de edad avanzada, los rostros ajados y requemados por el sol, se inclinan sobre sus platos de sopa de fideos y ají de pollo: el menú de hoy. Casi todos son aparapitas que hacen una pausa en el trabajo de los mercados cercanos y van a almorzar aquí por un boliviano al día. Entre ellos está Saturno Huarcaya, 55 años y pocas palabras, toda una vida como campesino en una aldea al norte de Potosí. Aún va allí de vez en cuando para vigilar sus campos de quinua y papas, sin embargo hace tiempo que se rindió a la evidencia: el campo no daba para vivir y con más de 50 años decidió emigrar y probar suerte en La Paz.
El caso de Saturno no es único. Según datos del Banco Mundial la población rural de Bolivia ha pasado del 38% de la total en el año 2000 a apenas el 30% en 2019. Muchos dejan el campo forzados por el empobrecimiento del suelo a causa, fundamentalmente, del cambio climático y el aislamiento y falta de servicios básicos que aún soportan muchas zonas rurales del país. Llegan cada año, sobre todo en épocas de sequía de sus regiones; adquieren semillas, compran herramientas y ahorran un poco de dinero para enviar a sus familias que han permanecido en el campo. Indígenas aymaras y quechuas en su mayoría, muchos no dominan el castellano y se ven abocados a malvivir en las calles de La Paz o El Alto. Obligados a aceptar el primer trabajo que encuentren.
Saturno dice que las amas de casa son las que pagan mejor. “Hasta cinco bolivianos por acompañarlas a hacer la compra. Es más tiempo el que trabajas, pero la carga también es menos pesada, duele menos la espalda”. Entre ellos también hay clases y condiciones laborales: están los que son contratados por comerciantes para montar y desmontar sus puestos cada mañana y al caer el sol; los que trabajan fijos en las tiendas cargando muebles o electrodomésticos en los vehículos de los clientes y, por último, los corredores como Saturno, que, sin salario fijo ni seguro, esperan en los mercados a un cliente improbable al que acompañar para hacer la compra.
Aparapitas, yatiris, limpiabotas, anticucheras, pajpakus… La Paz seguramente sea una de las ciudades del mundo con más diversidad de perfiles característicos, un muestrario urbano asociado a la marginalidad y a la pobreza. Los aparapitas son los únicos a los que se les ha dedicado un museo.
El Museo del Aparapita se encuentra en la curva de San Antonio, una zona comercial y bulliciosa, mitad restaurante, mitad centro cultural. Sus paredes exhiben cuadros, fotografías y recortes de periódico que ilustran la existencia un personaje paceño que, hace tiempo y sin pretenderlo, se convirtió en un mito literario. Elías Blanco, fundador y responsable del espacio, data la irrupción del colectivo en las letras bolivianas a mediados de los setenta, cuando el escritor Jaime Sáenz les dedica un ensayo y convierte a uno de ellos en personaje central de Felipe Delgado, su novela más conocida.
Sáenz fijó en el imaginario paceño una visión romántica y no carente de prejuicios a través de textos como este: “El aparapita es un hombre libre, hasta donde puede serlo un hombre como él, que debe ganarse el pan dependiendo de lo que buenamente –o malamente– le pagan, y que, por otra parte, en lugar de beber, no siempre prefiere comer; he ahí el aparapita. Pues bebe hasta reventar, y por paradoja, mal puede permitirse el lujo de morir de hambre, ya que su gran sentido de la dignidad se lo prohíbe, por regla general, el aparapita muere bebiendo; en los recovecos de la Garita de Lima, en las esquinas de la calle Tumusla; en los callejones del Gran Poder, allí se encuentra su cadáver. Y siempre se encuentra de retorno; está por siempre vivo”. Tras la publicación de Felipe Delgado, los porteadores, convertidos sin saberlo en icono cultural de la ciudad, han sido representados en obras de teatro, películas y cómics.
Hasta principios de siglo, exhibían como señal distintiva el saco que utilizaban para vestir, hecho de mil retales de tela y plástico, remiendos de cualquier cosa encontrada en las calles paceñas. Elías Blanco cuenta cómo Jaime Sáenz convenció a uno de ellos para que le cambiase su saco por un abrigo. “Jaime Sáenz se acercó a ellos a través del alcohol, bebía con ellos para ganarse su confianza, supongo que era el que invitaba a los tragos”. Hoy hace tiempo que ya no usan sus sacos remendados, sustituidos por ropa usada y algunos llevan carros con ruedas en lugar de cargar las mercancías en su espalda. Sin embargo, su problemática relación con el alcohol parece haber permanecido inalterable.
La vida en la calles paceñas
Patricia Velasco, gerente del Programa de atención a personas en situación de riesgo social del Ayuntamiento de La Paz, señala que las condiciones de vida de estos hombres determinan en muchos casos el consumo de alcohol. “La mayoría de ellos comienzan a trabajar de madrugada, muchos duermen en los propios puestos de venta, cuidando de las mercancías y expuestos al frío, y solo algunos consiguen un jergón de paja en cuartos compartidos por los que únicamente tienen que pagar un boliviano. Luego también hay chicos jóvenes que viven en la calle y que ya consumían alcohol o disolvente que se hacen aparapitas o limpiabotas, los oficios más fáciles para ganar algo de dinero. No se puede decir que sean de forma recurrente una población tendente al alcoholismo, pero sus condiciones de vida en la calle y el entorno de los mercados sí que propician ese consumo”.
La Paz y sus mercados: algunos parecen no tener fin, como el de la Rodríguez, por ejemplo. Más de 10.000 personas burbujean en una colmena de 16 hectáreas en la que el comercio desborda a cada rato las aceras. Y sin embargo, a pesar de sus cifras excesivas todo parece muy cercano; aquí aún puede percibirse el olor a coca pijchada y mezclada con lejía o el tintineo de las monedas que cambian de mano.
La mayoría de vecinos parece conocerse y saber su lugar en esta gigantesca compraventa, como las mujeres aymaras que brotan impasibles entre montañas de verduras y son las encargadas de dirigir el tráfico de balanzas, espaldas encorvadas y bultos desmesurados. De un almacén se escapan notas de cumbia andina y litros de cerveza que se comparten entre los puestos. Un aparapita de edad avanzada permanece tendido en el suelo, borracho ante la indiferencia general. “El entorno del mercado es permisivo. Los prestes (celebraciones), la fiesta del barrio, de la zona comercial… Estas fiestas son un símbolo de posición social para la cultura aymara. En zonas como la Rodríguez o la Garita de Lima hay fiestas todos los días, en todas está presente el alcohol” dice Patricia Velasco.
Saturno dice que él jamás ha oído hablar de Jaime Sáenz ni del museo dedicado a su gremio y, que de todas formas, él no suele beber, tan solo lo hace algunas noches cuando el frío es insoportable y no bastan las frazadas para cubrirse. “No siempre hay una pensión para quedarse y empezamos a trabajar bien temprano, como a las cuatro de la mañana; a veces duermo en los puestos, aunque hay que estar medio despierto por la gente abusiva que intenta robarte o molestarte”.
Hoy es una de esas noches en las que dormirá a la intemperie. Sobre las once la noche, Saturno se dirige hacia el pasaje de la Calle Granados, los tenderetes de madera que por la mañana ofrecen ropa al peso se han llenado ya de bultos acurrucados entre sus mantas. Algunos tosen, otro roncan, la mayoría beben y gruñen desconfiados ante la presencia de los extraños. Todos esperan la llegada del alba, para, con cuidado de no despertarla por si aún duerme, echarse otro día más la ciudad sobre sus espaldas. El País de España (www.elpais.com)





IMÁGENES DE MUJERES AYMARAS, FLORES Y COLIBRÍES EMBELLECEN BARRIO DE ADOBES EN BOLIVIA

Chualluma está a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar, en La Paz, y para visitarlo hay que subir una escalera llamada las “mil gradas”.

HOY de los Angeles, EEUU (www.hoylosangeles.com)
                              
Un barrio de adobe y ladrillos está siendo pintado de colores brillantes y pinturas de mujeres indígenas aymaras, colibríes y otras imágenes coloridas en un macromural que busca capturar el alma, cultura e identidad de las habitantes de esta ciudad.
Las fachadas y techos de las casas fueron revestidas de celeste, amarillo y rosa con diferentes formas geométricas que recogen los textiles indígenas en el barrio de Chualluma, al oeste de la ciudad, cuyas casas de pequeñas ventanas de adobe y ladrillos fueron renovadas como parte de un proyecto financiado por el gobierno. Al centro del lugar también llama la atención una pintura de una máscara de un bailarín de danza folclórica y otra de bolivianas admirando la puesta de sol, entre otras.
Este vecindario, que estaba en el olvido según sus habitantes, ahora es inconfundible y sus estructuras ya se aprecian mejor desde la altura, por donde pasa una línea del teleférico que une La Paz con la vecina ciudad de EL Alto.
Entre cuatro artistas urbanos y más de 50 albañiles aún se lleva a cabo el proyecto denominado "Mi Qhatu" (Mercado en aymara), después de que los vecinos ganaran un concurso llamado "Mi barrio, mi hogar", que consiste en que las autoridades brinden recursos para mejorar el aspecto a la zona y generar identidad a nivel nacional.
El proyecto beneficia a 160 casas que abarcan unos 14,000 metros cuadrados y contempla un costo de 4,5 millones de bolivianos (unos 654 mil dólares), dijo a The Associated Press el coordinador del proyecto del Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social, Pablo Balanza.
"Este es el primer macromural que tenemos en el país", aseguró.
Balanza también explicó que se basaron en la experiencia de otros países como México, con el macromural en el barrio Las Palmitas del estado de Hidalgo.
La directora de este proyecto, la artista urbana Knorke Leaf, explicó que el objetivo es recoger la personalidad de sus habitantes _en su mayoría comerciantes y artesanos que migraron de lugares rurales_ para "con ello traer alegría y también que sea turístico".
El lugar está a unos 3.800 metros sobre el nivel del mar y para visitarlo hay que subir una escalera llamada las "mil gradas", que permiten ver las montañas y el nevado llamado Illimani, la montaña emblemática de la ciudad.
"Nosotros los vecinos hemos decidido que nuestras casas muestren quiénes somos, nuestras costumbres, nuestra cultura", explicó la presidenta de la junta de vecinos, Tomasa Gutiérrez.
"Han pintado mi casita, me han traído alegría. Antes no conocíamos así. Antes era sólo de adobe. No había cemento, todo era de tierra", contó Eusebia Huanca, vecina de 69 años que habita el barrio desde hace medio siglo.






V GABINETE BINACIONAL PERÚ-BOLIVIA SE INICIA ESTE LUNES EN ILO

El presidente Martín Vizcarra se reunirá con su homologo de Bolivia, Evo Morales, para suscribir un acuerdo a favor del desarrollo y bienestar de ambos países 

El Comercio de Perú (www.elcomercio.pe)
                                                        
El V Gabinete Ministerial Binacional Perú-Bolivia se desarrollará desde este lunes en en la ciudad de Ilo, en Moquegua. El encuentro entre los presidentes Martín Vizcarra y Evo Morales será el martes, en el segundo y último día del evento. 
De acuerdo al cronograma oficial, en el primer día habrá reuniones técnicas paralelas sobre los ejes temáticos y un encuentro de viceministros de Relaciones Exteriores para la aprobación de la declaración presidencial y plan de acción.
El martes está programada una reunión entre Vizcarra y Morales y, luego, desde las 10 a.m., ambos inaugurarán el evento en una ceremonia. 
Los jefes de Estado suscribirán un convenio referido a varios puntos. Al finalizar, ambos brindarán una declaración conjunta sobre este acuerdo.
Uno de los temas a tratar será en torno al medio ambiente y el uso de recursos hídricos transfronterizos. Para ello, se propondrá impulsar la descontaminación del lago Titicaca.
El segundo será sobre seguridad y defensa, para lo que se buscará reforzar las actividades conjuntas contra los ilícitos transfronterizos.
En cuanto desarrollo económico y políticas sociales, promoverán incrementar el intercambio comercial a través del Puerto de Ilo.
Otro eje es infraestructura para la integración y el desarrollo. Se apunta a concretar proyectos de infraestructura vial, como la carretera Tacna-Collpa-La Paz, así como a impulsar la cooperación en el ámbito energético.
Cabe recordar que los gabinetes binacionales son mecanismos de coordinación política y diplomática del más alto nivel donde los presidente y sus respectivos ministros acuerdan políticas públicas a favor del desarrollo y bienestar de las poblaciones. Especialmente, las situadas en las zonas de frontera.
El Perú tiene este mecanismo con con cuatro países vecinos: Chile, Ecuador, Colombia y Bolivia. 
El último 8 de junio,  a través de una resolución suprema publicada el diario El Peruano, el Gobierno declaró de interés nacional el mencionado encuentro, así como también sus actividades.
Remarcó que es un objetivo estratégico de la política exterior del Perú el profundizar los vínculos con los países de la región, con énfasis en los países vecinos.
Además, en la resolución se señala que para el Perú la relación con Bolivia se basa en intereses compartidos en distintos ámbitos, de manera especial, en medio ambiente y recursos hídricos transfronterizos; en seguridad y defensa; el desarrollo económico; las políticas sociales; los asuntos culturales y educativos; así como, la infraestructura para la integración y el desarrollo, entre otros aspectos de interés.
También se precisó que ambos países se proyectan al mundo a través de espacios de integración, como la Comunidad Andina, buscando potenciar sus capacidades para impulsar el desarrollo social.





PERÚ Y BOLIVIA INICIAN HOY AMPLIA CITA INTEGRACIONISTA

PL de Cuba (www.prensa-latina.cu)
                                                              
Una nueva cumbre integracionista peruano-boliviana se iniciará hoy en la ciudad de Moquegua, en el sur de Perú, con trabajos preparatorios de nivel técnico, previos a la cita de los presidentes y los gabinetes ministeriales de ambos países.
La cita de hoy tiene carácter preparatorio del Encuentro Presidencial y V Gabinete Binacional entre Perú y Bolivia, que se realizará mañana en la ciudad moqueguana de Ilo, cuyo puerto es utilizado en forma creciente por el comercio boliviano de ultramar en virtud de acuerdos firmados en 1992.
La reunión, según información diplomática, será encabezada por los cancilleres de Bolivia, Carmen Almendros, y Perú, Jaime Pomareda, y tendrá a su cargo la evaluación del cumplimiento de lo acordado en una reunión similar en territorio boliviano en 2018.
Los expertos revisarán el borrador del proyecto de declaración conjunta de los presidentes Evo Morales y Martín Vizcarra y los acuerdos bilaterales que se tratarán en el Gabinete Binacional ministerial de mañana.
La cancillería peruana informó anoche que la reunión estará enmarcada en cuatro ejes temáticos de relieve para ambos países, como los de medioambiente y recursos hídricos transfronterizos, lo que alude al manejo de las aguas de la cuenca del Lago Titicaca que ambos países comparten.
También sobre seguridad y defensa, que tuvo un preludio auspicioso en días pasados con una operación conjunta contra la minería ilegal en la zona amazónica de la frontera común.
Otros ejes temáticos son los de desarrollo económico y políticas sociales y de infraestructura para la integración y el desarrollo, que abarca el del desarrollo del puerto de Ilo para la carga boliviana que accede a la terminal por una moderna carretera construida ex profeso y que se inicia en la frontera altiplánica común.
El eje citado incluye también el ambicioso megaproyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico, que acordaron impulsar ambos gobiernos en la cumbre bilateral de 2018 y que partiría de Ilo y, tras atravesar a Bolivia, con un posible ramal que integraría a Paraguay, empalmaría con la red brasileña hasta llegar al Atlántico.
La agenda bilateral incluye el posible suministro de gas boliviano a regiones peruanas a las que, por el alto costo logístico, el gas del país llega con precios elevados que se reducirían porque la infraestructura de distribución boliviana llega hasta la frontera.





BOLIVIANO ASESINÓ A SU EX PAREJA CON UN BLOQUE DE CEMENTO

TN8 Tv de Argentina (www.tn8.tv)
                                  
Un hombre quedó formalmente detenido este domingo como acusado de haber asesinado de un golpe con un bloque de cemento en la cabeza a su ex pareja, cuyo cadáver fue hallado el jueves pasado en la provincia argentina de Chubut.
Un juez dictó la prisión preventiva por dos meses a Eduardo Atanacio Pardo, imputado del "homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido una mujer siendo perpetrado por un hombre mediando violencia de género" de Daniela Fernández Quelca.
La víctima y el imputado mantuvieron una relación de pareja desde principios de 2016, cuando se mudaron desde Bolivia a la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia.
"Esta relación fue signada por agresiones físicas y psicológicas de Atanacio hacia Fernández, las que se tornaban cada vez más graves hasta que Fernández le pide que se retire del domicilio. Esta decisión no fue aceptada por Atanacio quién continuó hostigando a Fernández con intenciones de impedir que rehaga su vida", indicaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF).
El hecho
En ese sentido, la fiscalía sostuvo que la noche del miércoles último, ambos se encontraban en un inquilinato situado en la calle Código 765 al 1700 del barrio Moure -en el que residía en departamentos separados- cuando comenzaron una nueva discusión.
Ambos se retiraron del lugar dejando a las hijas en el departamento de Fernández y entre las 23 y las 8 del jueves se dirigieron hasta la calle Ricardo Torá al 2000, donde la mujer fue asesinada de un golpe en la cabeza provocado con un bloque de cemento.
Según el MPF, el cuerpo de la víctima fue hallado ese mismo día cerca del mediodía en un descampado ubicado en ese lugar y como una persona no identificada. Posteriormente, los pesquisas determinaron que se trataba de Fernández y que había muerto a raíz de un traumatismo encéfalo craneano, informó Crónica.





PAGARÁ EN BOLIVIA SU CASTIGO POR VIOLAR Y EMBARAZAR A UNA NENA CON RETRASO MENTAL

Diario de Cuyo, Argentina (www.diariodecuyo.com.ar)
                                                                                    
Marcelo Villalobos Solíz (33) fue condenado por el juez Juan Carlos Peluc Noguera (Sala II, Cámara Penal) a 6 años de cárcel por violar y embarazar a una nena de 14 años con retraso mental, que fue sometida a un aborto legal en agosto del año pasado. Y todo indica que Migraciones lo deportará a su país de origen, Bolivia, y allí cumplirá lo que reste de su castigo porque la violación también es delito en esa nación, dijeron fuentes judiciales.
Villalobos había admitido que en junio del año pasado violó a esa niña porque sabía que se quedaba sola en la casa: el mismo acusado había contratado a su papá para trabajar todo el día en su finca en Pocito, sabía que la madre estaba embarazada y en esos días de junio fue al hospital a dar a luz. Y sabía que los hermanitos de la chica también dejaban la casa para ir a la escuela.
Todo se supo porque una vecina alertó a los papás de la menor sobre las visitas de ese sujeto en camioneta cuando no estaban. Villalobos admitió sólo manoseos pero entonces la niña dijo que fue violada y la verdad, tras la denuncia, fue mucho más grave: estaba embarazada. Ahí se dispuso interrumpir su embarazo, se extrajeron muestras del feto y el cotejo con el ADN de Villalobos no dejó margen de dudas.
Por eso el acusado decidió que, a cambio de una rebaja de pena, era más favorable un juicio abreviado, en el que, ante el juez y su actuaria María Rosa Barcellona, admitió su autoría y su decisión de pagar con 6 años de cárcel. Firmó el acuerdo con su defensor César Jofré y la fiscal Leticia Ferrón de Rago, lo ratificó ante el juez y recibió ese castigo que, tras ser deportado, podrá cumplir en Bolivia.





ENCUENTRAN MUERTA A CIUDADANA BOLIVIANA AL INTERIOR DE UNA CASA EN ANTOFAGASTA

24 Horas de Chile (www.24horas.cl)
                                                             
Esta mañana el cuerpo de una mujer boliviana fue encontrado al interior de un inmueble en la calle Salvador Allende de Antofagasta. La mujer tenía 23 años y arrendaba una habitación en la casa donde fue hallada.
"Recibimos una solicitud de la Fiscalía local de Antofagasta para verificar el hallazgo de un cuerpo en Avenida Salvador Allende, que efectivamente se trataba de una mujer boliviana", declaró Herwin Rojas, jefe de la Brigada de Homicidios de Antofagasta. "Hay que levantar toda la evidencia para tener claridad si hay participación de terceros", agregó.
La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones está trabajando en los peritajes correspondientes para determinar las circunstancias de la muerte y se encuentra a la espera de la autopsia del Servicio Médico Legal.
"Conforme a las primeras diligencias se sospecha participación de terceros, no obstante, tenemos que esperar el resultado de la autopsia que nos confirmará la causa de muerte y determinaremos si estamos en presencia de un delito, además de ver quién sería el o los responsables", señaló el jefe de la Brigada de Homicidios.
La mujer fallecida fue individualizada con las iniciales L.A.P. y se encontraba en Chile desde el pasado junio.





“EL CORAZÓN ES GRANDE”: MONJA BRINDA AYUDA A MIGRANTES VENEZOLANOS VARADOS EN FRONTERA

HSB de Colombia (www.hsbnoticias.com)
                                          
Tras conocerse el decreto por parte del gobierno de Chile que indica que migrantes venezolanos solo podrán ingresar al país austral, únicamente, con Visa de turista, miles de personas que huyen de la crisis provocada por el chavismo se han quedado varados en las fronteras entre Perú y Bolivia con Chile, en su intento por llegar a la nación andina.
En un video compartido a través de la red social Twitter, se visualizó a un grupo de venezolanos en la frontera chilena con Bolivia, siendo atendidos por una monja, quien les ofreció  hospedaje en La Paz, para que puedan hacer sus trámites correspondientes en los consulados asignados en los dos países (Bolivia y Perú), para poder ingresar de forma legal a Chile.
"A partir de este sábado 21 de junio de 2019, el gobierno establece la exigencia de una visa consular para aquellos ciudadanos venezolanos que quieran ingresar como turistas al país", informó Rodrigo Ubilla, subsecretario del Interior, en declaraciones difundidas este sábado por el diario El Mercurio.
El funcionario agregó que el objetivo de la medida es "ordenar la casa".
Unos 288.000 venezolanos han llegado a Chile desde hace al menos tres años, convirtiendo a este país en su tercer destino -detrás de Colombia y Perú- del masivo éxodo que sufre el atribulado país caribeño, según datos oficiales.





LOS RETROCESOS DE LA IZQUIERDA LATINOAMERICANA: ¿QUÉ SIGNIFICAN?

La Nueva Tribuna de España (www.nuevatribuna.es)
                                                                         
Freeman: Los gobiernos latinoamericanos progresistas del siglo XXI, los llamados gobiernos de la “Marea Rosa”, han recibido fuertes golpes en el pasado reciente y han sido reemplazados por gobiernos conservadores y de derecha en Brasil, Argentina y Ecuador. ¿Qué dice la gente de derecha sobre los contratiempos de la izquierda?
Ellner: Los detractores del fenómeno de la Marea Rosa insinúan o declaran explícitamente que pronto se convertirá en una cosa del pasado sin ningún efecto duradero. La visión está respaldada por la narrativa del “dinosaurio” y la tesis del “fin de la historia” de Francis Fukuyama, junto con el argumento estándar de los derechistas de que el socialismo y las políticas asociadas con éste terminarán en el basurero de la historia. Estos escritores y activistas políticos, sin embargo, ignoran que el socialismo realmente no ha sido puesto a prueba porque ninguno de los países de la Marea Rosa ha sido socialista. El ochenta por ciento de la economía venezolana, por ejemplo, es propiedad del sector privado.
Algunos de los mismos analistas usan la metáfora del péndulo. La implicación es que la política en la región se caracteriza por un patrón cíclico en el que nada cambia realmente con el tiempo, incluso cuando los gobiernos se alternan entre los líderes de izquierda y de derecha (1). La metáfora del péndulo, sin embargo, va en contra de la teoría del “regionalismo post-hegemónico” en América Latina, que considera que la Marea Rosa inició una nueva fase que desplazó la hegemonía estadounidense basada en el neoliberalismo. Estos escritores agregan, sin embargo, que la Marea Rosa no ha dado origen a un único modelo bien definido (2). Aunque la teoría se formuló en la cúspide de desarrollo de la Marea Rosa, sus defensores continúan destacando su relevancia en la región.
Freeman: Entonces, no todos los analistas han dicho “adiós” al fenómeno de la Marea Rosa. ¿Cuáles son las posibilidades de que tendrá un impacto duradero?
Ellner: Hay varias indicaciones basadas en los acontecimientos pasados, de que el fenómeno de la Marea Rosa persistirá en el tiempo. Es importante tener en cuenta que los países de la Marea Rosa han tenido más poder de permanencia y que hubo un mayor grado de unidad y solidaridad entre ellos que en el caso de las oleadas progresistas y democráticas en América Latina en el pasado. Un ejemplo es el surgimiento de gobiernos progresistas hacia el final de la Segunda Guerra Mundial en Guatemala, Argentina y otros lugares. La lista de países de la Marea Rosa es mucho más larga: Venezuela, Brasil, Uruguay, Argentina, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Paraguay. Y con la elección de Andrés Manuel López Obrador, México puede ser agregado a la lista. Además, los líderes de la Marea Rosa generalmente han retenido el poder por periodos relativamente largos de tiempo.
Los gobiernos de la Marea Rosa jugaron un papel decisivo en la formación y consolidación de varias organizaciones regionales. Estas incluyen UNASUR, CELAC, ALBA y MERCOSUR, todo lo cual promovió la unidad e integración latinoamericana. Los líderes de la Marea Rosa desempeñaron un papel clave en el apoyo de las naciones que enfrentaron situaciones de crisis política, especialmente Venezuela en 2002-2003 y 2017-2018; Bolivia en 2006 y 2009, y Ecuador en 2010. Este sentido de unidad es particularmente llamativo porque la Marea Rosa incluyó a la izquierda moderada representada por el gobierno de Lula en Brasil y la izquierda más dura representada por Chávez, que históricamente no siempre han tenido relaciones amistosas.
Las perspectivas de futuro del movimiento de la Marea Rosa también tienen que ser consideradas en el contexto del debilitamiento histórico del sistema de partidos políticos tradicionales en gran parte de América Latina y el fracaso de las élites políticas emergentes “pro-establishment” para llenar el vacío resultante. Durante el período de la Marea Rosa, los partidos a favor del modelo tradicional (que habían sido elementos importantes en el sistema político de su nación durante un período de muchas décadas), se convirtieron en sombras de lo que eran antes. Este es el caso del Partido Radical en Argentina, el Partido Colorado en Uruguay, el COPEI en Venezuela, el MNR en Bolivia, el Partido Demócrata Cristiano de Chile y los Partidos Conservador y Liberal en Colombia.
Al mismo tiempo, el índice de aprobación de los presidentes que se opusieron contra la Marea Rosa ha sido extremadamente bajo, cayendo por debajo de la marca del 20 por ciento en el caso de Juan Manuel Santos en Colombia, Enrique Peña Nieto en México y Pedro Pablo Kuczynski en Perú. Ni siquiera hay que mencionar el caso de Michel Temer en Brasil, que fluctuó entre el 3 y el 4 por ciento de aprobación. El descrédito de los principales adversarios de los movimientos de la Marea Rosa aumenta la posibilidad de su eventual recuperación.
Freeman: ¿Qué pasa con el auge de los gobiernos de derecha en toda la región y en todo el mundo? ¿No amenazan las perspectivas de la Marea Rosa, al menos en el corto plazo?
Ellner: Sí. Pero en otros aspectos los factores internacionales favorecen las perspectivas de supervivencia de los movimientos de la Marea Rosa. Los gobiernos de la Marea Rosa fortalecieron los lazos con dos potencias mundiales, China y Rusia, mientras que la influencia de los Estados Unidos, que puso resistencia a los gobiernos latinoamericanos progresistas, se desvaneció. Los lazos económicos de Estados Unidos con América Latina disminuyeron, al igual que su prestigio, que se desplomó bajo el presidente Trump. Los gobiernos de la Marea Rosa han mantenido relaciones más estrechas con Rusia y China y más tensas con los EE.UU., que ha sido el caso de los gobiernos conservadores y de derecha. Los ejemplos incluyen a Argentina y Brasil. El ávido apoyo de Lula al BRICS (organización conformada por  Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica) contrasta con la actitud tibia de Temer hacia el mismo bloque y los comentarios hostiles durante la campaña presidencial de Jair Bolsonaro sobre China.
Freeman: ¿Qué puedes decir acerca de los críticos de los gobiernos de la Marea Rosa que están en la izquierda? Parece que hay un número creciente de ellos, o se han vuelto más vocales en los últimos años, o tal vez ambos factores…
Ellner: los investigadores académicos del fenómeno de la Marea Rosa que la critican desde una perspectiva izquierdista tienden a centrar su discusión en la continua o incluso mayor dependencia de la nación en la exportación de productos primarios, como el petróleo en el caso de Venezuela y la soja en el caso de Argentina. El modelo que ellos critican es denominado “neo-extractivismo”. Su argumento básico es que los gobiernos de la Marea Rosa no han podido alterar la posición de su nación en la economía global y su estado de dependencia (3). Por supuesto, su crítica a los gobiernos de la Marea Rosa por no implementar estrategias efectivas para romper la dependencia de los productos básicos a través de la estimulación de la producción local y la diversificación, es justa. Desafortunadamente. El capitalismo global basado en las multinacionales (es decir, los monopolios a nivel internacional), ha demostrado ser más tenaz y abarcador que en el período anterior a la era de la globalización, que se inició en los años ochenta. Los gobiernos de la Marea Rosa no han podido aflojar este poder dominante.
Sin embargo, por el hecho de basar su análisis en las estructuras económicas ligadas a la economía global, los analistas neo-extractivistas restan importancia a otros factores claves. Para muchos de ellos, el modelo extractivo es el punto de partida para su análisis de todos los fenómenos sociales, políticos y económicos.
El énfasis en la estructura económica en el marco de una crítica integral de la Marea Rosa tiene dos deficiencias importantes. Si usted lee lo que la mayoría de estos intelectuales dicen, no consiguen crear la conexión entre las acciones agresivas de adversarios poderosos que generan desestabilización económica y política, y las políticas y modelos que critican. La descontextualización lleva a conclusiones engañosas. La decisión, por ejemplo, de desarrollar estrategias extractivas y optar por un alto volumen de importaciones baratas, en vez de implementar una política de sustitución de importaciones para favorecer a las empresas nacionales, se debe entender en el contexto del apoyo del sector privado a los esfuerzos de desestabilización. La desestabilización se volvió particularmente violenta al inicio del gobierno de la Marea Rosa en Venezuela y Bolivia. De hecho, Chávez habría sido poco inteligente de haber proporcionado subsidios y crédito para fomentar la producción a la élite empresarial dominante que intentó derrocarlo en varias ocasiones (4).
El mismo conjunto de circunstancias explica la decisión de Chávez de priorizar los programas sociales sobre la diversificación económica, que es una propuesta a largo plazo. Los programas sociales produjeron dividendos inmediatos al asegurar el apoyo activo de los sectores populares que salieron a las calles en reacción al golpe del 11 de abril de 2002. Si Chávez le hubiera dado prioridad a la diversificación económica por encima de los objetivos sociales, el resultado tras el golpe de 2002 podría haber sido diferente (5).
En segundo lugar, muchos de estos críticos de la Marea Rosa basan su análisis en una perspectiva anti-sistémica, pero fallan al no darle un peso significativo a las dimensiones progresistas de las políticas que se han implementado. Los aspectos claves son los programas sociales que generan una sensación de empoderamiento entre los sectores populares, una política exterior nacionalista, la toma de control por parte del Estado de las industrias de sectores estratégicos de la economía, y la democracia participativa.
Freeman: No tienes que ser marxista para reconocer la importancia de la economía. ¿No es el énfasis en los factores económicos un punto fuerte en el análisis de estos analistas?
Ellner: No, si el enfoque en la incapacidad de los países de la Marea Rosa para salir de las garras de la economía global significa restar importancia a los cambios sociales y culturales. Algunos de los principales marxistas históricos han previsto el cambio en un sentido más amplio. Antonio Gramsci y Gorgy Lukács, por ejemplo, defendieron los conceptos de hegemonía y totalidad a través de los cuales la transformación sistémica es un proceso holístico que ocurre durante un período de tiempo, manifestándose particularmente en el frente cultural. El historiador E. P. Thompson escribió en términos similares sobre la transformación como una acumulación de experiencias que abarcan períodos de un siglo, a veces llenos de reveses políticos. Estos puntos de vista se prestan a una evaluación más positiva de los gobiernos de la Marea Rosa en base a una perspectiva a largo plazo.
Freeman: Entonces reconoces que los gobiernos de la Marea Rosa han tenido serios defectos, pero al mismo tiempo señalas aspectos positivos. ¿Cuáles son esos elementos positivos?
Ellner: Definitivamente hay pros y contras. En mi opinión, los críticos de la izquierda han tenido cierta razón en su discusión de los contras, pero han minimizado o ignorado completamente a los pros. El punto de partida lógico para la evaluación de los avances de los gobiernos de la Marea Rosa y sus implicaciones a largo plazo son los programas sociales. Los analistas neo-extractivistas generalmente ignoran la importancia de la transformación de los programas sociales de la Marea Rosa, incluso aunque reconozcan que su priorización y la estrategia centrada en el estatismo en general, representaron una ruptura con el pasado neoliberal.
Estos analistas señalan que los ingresos por la exportación de productos primarios financian los programas sociales. De esta manera, los programas sociales exitosos fortalecen la legitimidad de la economía extractivista, o por lo menos eso dice el argumento. Es decir, los programas sociales desvían la atención de los dañinos efectos económicos y ambientales de extractivismo. (6)
Estos mismos críticos de la Marea Rosa desde la izquierda fallan al no lograr equilibrar las críticas a los programas sociales con el reconocimiento de sus méritos de largo alcance. Específicamente, los programas sociales fomentan un sentido de eficacia, empoderamiento y participación entre los no privilegiados, en particular los sectores marginados de la población. Al mismo tiempo, sin embargo, en el caso de Venezuela, ha habido un exceso de bienes y servicios gratuitos o muy subsidiados, así como bonos que no se otorgan sobre la base de la productividad, la educación u otras causas justificables. Así que la dimensión social del gobierno tiene aspectos positivos y negativos.
Otra área con ventajas que los críticos de Maduro ignoran en gran parte es el modelo de participación democrática, que fue consagrada en las constituciones de Venezuela, Bolivia y Ecuador. Los referendos y las elecciones revocatorias a nivel nacional (un mecanismo que no tenemos en los Estados Unidos), se han celebrado en los tres países. Adicionalmente, la movilización como estrategia fue especialmente significativa en situaciones en las que el gobierno respondió a las amenazas provenientes de una oposición “desleal” al pedir a sus seguidores que salieran a las calles, en lugar de intentar llegar a acuerdos desde arriba con las cúpulas de las élites políticas. Desafortunadamente, el gobierno de Dilma Rousseff no utilizó esta estrategia en el momento de su destitución.
Los analistas de ambos lados del espectro político han criticado la concentración de poder en las manos del ejecutivo nacional, un fenómeno conocido como “hiper-presidencialismo”. Además, en países como Venezuela, el partido político gobernante, el PSUV, está encabezado por ministros, congresistas, gobernadores y similares. Por lo tanto, carecen de un estatus semi-autónomo frente al Estado, lo que permitiría al partido monitorear e inspeccionar el aparato estatal con el fin de combatir el mal uso del poder y en especial la corrupción.
Freeman: ¿Hay otros aspectos con partes positivas y negativas?
Ellner: Los analistas neo-extractivistas subestiman la forma en que los países de la Marea Rosa modificaron modelos económicos pasados ​​enraizados en el sistema de la empresa privada. Los gobiernos de la Marea Rosa en diversos grados fueron más allá de las medidas regulatorias de tipo keynesiano al fortalecer la participación directa del Estado en sectores estratégicos de la economía. El control estatal de esos sectores ha sido una bandera de la izquierda en América Latina que se remonta al pasado. El sector privado y la oposición política se opusieron firmemente a estas medidas (Exxon y ConocoPhillips se retiraron de Venezuela y demandaron al país en una corte internacional). Los ejemplos incluyen medidas que proporcionaron al Estado una participación mayoritaria en la compañía petrolera argentina YPF y en la industria petrolera de Venezuela, junto con la expropiación de las industrias del cemento, la electricidad y el acero y numerosas otras compañías en esa nación; también la expropiación por parte del gobierno ecuatoriano de 195 empresas del grupo ISAIAS debido a sus tratos corruptos; y medidas tomadas en Bolivia que proporcionaron al Estado un importante papel en la toma de decisiones en el sector de hidrocarburos y otras industrias extractivas .
Posteriormente, algunas empresas estatales como PDVSA se vieron afectadas por la corrupción. Sin embargo, al igual que el hecho de que la mala gestión y la corrupción de la compañía petrolera mexicana PEMEX no restó valor a la importancia histórica de la nacionalización de la industria en 1938, estas medidas tienen valor en sí mismas, independientemente de los bajos niveles de eficiencia de algunas de las empresas estatales en los países de la Marea Rosa.
Freeman: ¿Hay alguna política que se haya puesto en práctica sin inconvenientes?
Ellner: El impulso nacionalista de la política exterior de los países de la Marea Rosa. A pesar de sus simpatías hacia la izquierda, los analistas neo-extractivistas tienden a pasar por alto estos logros. Los gobiernos de la Marea Rosa insistieron en la incorporación de Cuba en la comunidad hemisférica de naciones, endurecieron las posiciones de sus respectivas naciones a favor del reclamo por las Islas Malvinas de Argentina y apoyaron iniciativas que promovieron la unidad e integración de América Latina. Como parte de una reformulación de la política de Medio Oriente, los gobiernos de la Marea Rosa establecieron relaciones más estrechas con Irán y asumieron una posición pro-Palestina más asertiva.
El papel activista de los líderes de la Marea Rosa, especialmente Chávez, Lula y los Kirchner en favor de la unidad e integración latinoamericana, tampoco tiene aspectos negativos, al menos desde una perspectiva izquierdista. El objetivo era establecer un tipo de Unión Europea para América Latina. Chávez fue el primero en señalar en la Cumbre de las Américas en la ciudad de Quebec en abril de 2001 (donde fue el único líder latinoamericano en oponerse al Área de Libre Comercio de las Américas, el ALCA), que América Latina necesitaba primero lograr la unidad, después de lo cual podría negociar con los Estados Unidos desde una posición de igualdad en lugar de debilidad. Con la formación de organizaciones como UNASUR y CELAC, los líderes de la Marea Rosa rechazaron el “panamericanismo”, que significa “unidad junto a los Estados Unidos y Canadá”, que históricamente ha sido un eufemismo para la hegemonía estadounidense en el hemisferio.
Freeman: Dada la gravedad de la situación económica, ¿no es comprensible que muchas personas han asumido una posición anti-Maduro?
Ellner: Quizás. Pero se necesita poner lo que está sucediendo en Venezuela en contexto. Un punto de partida lógico es una mirada a la agresividad y la hostilidad que se originan en la oposición venezolana. Ciertamente, la oposición a los líderes de la Marea Rosa fue más intensa que en tiempos normales. En muchos casos, los dirigentes de la oposición representaron una “oposición desleal”, ya que al cuestionar las credenciales democráticas de la izquierda, desconocieron la legitimidad del gobierno, a veces con la intención de lograr un “cambio de régimen” a cualquier costo. Además, el cese de las inversiones por parte del sector privado generó escasez y desempleo. En el caso de Ecuador, la radicalización de la oposición fue respaldada por la facción financiera de la burguesía, cuyos intereses se vieron particularmente afectados por las políticas de Correa.
El caso más extremo fue Venezuela, donde la oposición a los gobiernos chavistas casi desde el principio fue inflexible y adoptó diversas formas: las huelgas generales apoyadas por las empresas (en realidad, “cierre patronal” sería un término más preciso), lo que llevó a un golpe de Estado en abril de 2002 y violencia callejera en 2003, 2007, 2013, 2014 y 2017; no reconocimiento de resultados electorales en 2004, 2005, 2013, 2017 y 2018; una “guerra económica” que consistió en una huelga general en 2002-2003, cese de las inversiones y la decisión de varias corporaciones multinacionales de Estados Unidos de cerrar operaciones en la nación; la campaña diplomática contra el gobierno venezolano por parte de Washington, la OEA y el Mercosur; las duras sanciones económicas impuestas por la administración de Trump y la amenaza de intervención militar; y la condena sistemática por parte de los grandes medios empresariales de comunicación nacionales y extranjeros, así como la jerarquía de la Iglesia.
Desafíos de esta naturaleza presionaron a los gobiernos progresistas a hacer concesiones y llevar a cabo ciertas políticas que a la larga socavaron la estabilidad económica y política, así como el logro de los objetivos planteados. Específicamente, los gobiernos reaccionaron mediante la implementación de estrategias pragmáticas para convencer o neutralizar a los miembros del sector privado y las iniciativas populistas, para satisfacer las necesidades a corto plazo de los miembros de los sectores populares y frenar a los disidentes. Estos conjuntos de políticas en muchos países de la Marea Rosa, aunque políticamente tuvieron éxito a corto plazo, a veces eran contraproducentes, en la forma de corrupción, despilfarro de recursos y lentitud económica.
Freeman: ¿No hay espacio para aquellos que defienden posiciones distintas, incluso contradictorias, dentro del movimiento de solidaridad?
Ellner: El debate de la izquierda sobre los aspectos positivos y negativos de la Marea Rosa afecta el movimiento de solidaridad que se opone a las sanciones financieras y la intervención extranjera, especialmente en el caso de Venezuela. Así está, por ejemplo, la posición de “una plaga sobre ambas casas”, que prácticamente niega que el gobierno sea mejor que la oposición de derecha, y eso menoscaba la efectividad del trabajo de solidaridad a favor de Venezuela. A falta de una invasión militar de un país extranjero, es difícil convocar a las personas en torno a un gobierno cuyo desempeño se considera deplorable. En este sentido, la situación venezolana es diferente a la de Medio Oriente, donde la participación militar de los EE. UU. en forma de tropas en el terreno es en sí misma una razón poderosa para que los ciudadanos estadounidenses o los de cualquier país protesten, independientemente de su opinión sobre los talibanes, Saddam Hussein o Bashar al-Assad. Pero incluso en esos casos, la ausencia de una figura icónica como Ho Chi Minh, cuya imagen positiva fortaleció la determinación de muchos manifestantes en contra de la guerra de Vietnam, explica en parte la debilidad del actual movimiento anti-guerra en comparación con los años sesenta. Así que, el examen de las características específicas de los gobiernos de la Marea Rosa tiene repercusiones que van más allá de las salas de clases.





PAPAS NATIVAS, LA NUEVA ESPERANZA PARA LOS PRODUCTORES PERUANOS
                                                                             
Día del campesino. Agricultores pueden ganar el triple con tubérculo andino. Junto al Estado y privados, buscan instalar una planta procesadora y lograr hasta 12 certificados de origen.

La República de Perú (www.larepublica.pe)

En los andes, a 3.600 msnm, crecen las más de 2.500 variedades de papas nativas peruanas. Las hay amarillas, moradas, negras y hasta rojas. Cada una, con una propiedad nutricional distinta y procesadas en diferentes presentaciones, se ha ganado un espacio en los mercados internacionales. Ahora los productores ven en ese tubérculo una oportunidad para mejorar la situación actual del campo.
Sus esfuerzos comenzaron mucho antes de que el Pleno Agrario del Congreso -realizado el pasado 14 de junio- aprobara la ley para promover acciones estratégicas para el desarrollo competitivo del productor de papa.
Según Edilberto Soto, productor de Ayacucho y presidente de la Coordinadora Nacional de Productores de Papa, “Perú heredó un producto ancestral valorado por muchos países”. Por ello -señala- se la debe proteger. “Estamos trabajando para impulsar el certificado de origen de al menos 12 variedades de papas nativas antes que salgan al mercado internacional”.
Y es que, según indica, países como Corea y Singapur ya han enviado solicitudes de intención de compra de hasta 5 mil toneladas/año. Otros potenciales mercados son Rusia, Aruba y hasta Dubai, que no restringen la entrada de dicho producto. “Pero hay un problema, se las debe enviar procesadas”, resalta Soto.
Mayores ganancias
Actualmente, un productor de papa de las variedades como perricholi, canchay o blanca gana S/ 0,80 el kilo en chacra. Pero si venden nativas, pueden ganar desde los S/ 3,00. Si la procesan, como chips, precocidas, congeladas u otras, las ganancias pueden ser mayores, afirma Miguel Quevedo, especialista del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).
Esas producciones también tendrían buena acogida en el mercado interno, según indica Óscar Ortiz, director de Investigación y Desarrollo del Centro Internacional de la Papa (CIP). “Hoy el 5% de las papas se procesan para consumo nacional, la mayoría va a las pollerías”.
Pero puede ir más allá. "Existe una revolución internacional en salud, en superalimentos, y las papas nativas pueden ingresar en esa categoría y acceder a esos mercados", resaltó.
Primeros pasos
Una planta procesadora industrial es lo que necesitan hoy los más de 200 mil pequeños agricultores que se dedican netamente a la producción de papa nativa del país.
"La inversión ascendería en S/ 20 millones y se tendría que ubicar en Lima como zona estratégica para exportar", asegura el chef Israel Laura, quien junto con Soto organizarán este 28 de junio un encuentro con autoridades del Estado y privados "para iniciar una agenda para industrializar la papa peruana".
¿Industrializar se puede? La experiencia de la marca de vodka “14 Inkas”, elaborada con papas nativas, es un ejemplo. En 2018 ganaron una medalla de oro en EEUU por su producto. “La única manera de industrializar es dándole un valor agregado al producto final, acompañado de un buen empaque. Pueden ser papas chips, congelado o puré”, recomienda su fundador Omar Cosío.
Datos
- Producción. De las 19 regiones productoras de papa en Perú, 9 tienen potencial productora de variedades nativas.
- Consumo. El consumo per cápita kilo/año en Perú es de 84 kilos. Esperan llegar al Bicentenario con 110 kilos.
La papa aporta el 49% del PBI de Huancavelica
- De las 47 mil hectáreas de papa que tiene Huancavelica, 20 mil son nativas. Por ello, Miguel Quevedo, especialista del Minagri, indica que puede ser una zona estratégica para también impulsar una planta industrial. Además, esa región está por declararse como “región orgánica”, asegura. Según cifras, la papa aporta el 49% del PBI de esa región.
- Huánuco y Ayacucho también tienen potencial.
- Actualmente, en Puno, los productores le dan valor agregado a la papa deshidratándola. Venden el famoso tunta o chuño blanco, altamente demandado por Bolivia.
- Pese a que el Perú es el centro y origen de la papa, no cuenta con certificado de origen. España sí cuenta con el documento.